Twitter Instagram
 

Construcción contra cultura: Nuevos hoteles en Dublín

¿Están los nuevos hoteles matando el alma de Dublín?

Este fin de semana se ha celebrado una protesta en Dublín a raíz de la indignación pública por los planes de construcción de hoteles. Los cuales serían edificados en dos lugares emblemáticos de la capital: el Merchant’s Arch en Temple Bar y el pub Cobblestone en Smithfield.

Se espera que en los próximos años se construyan en Dublín 4.500 nuevas habitaciones de hotel. Pero, ¿las necesitamos todas y a qué coste para la creatividad?

Concerns over Merchant's Arch development in Dublin's Temple Bar | Newstalk
Merchant’s Arch

Más de 40.000 personas firman una petición en oposición a los planes para el nuevo hotel en Merchant’s Arch, en Temple Bar

El proyecto supondrá la demolición de una serie de locales comerciales y la construcción de un hotel boutique y un restaurante en el emblemático arco.

El Ayuntamiento de Dublín concedió a principios de este año el permiso para el desarrollo de la obra al tabernero Tom Doone, propietario del bar Merchant’s Arch. El antiguo editor de medio ambiente del Irish Times, Frank McDonald, y los residentes de Temple Bar presentaron un recurso.

Sin embargo, An Bord Pleanála ha confirmado la decisión del ayuntamiento, a pesar de la recomendación de su propio inspector de denegar el permiso. El consejo de planificación había rechazado anteriores intentos de construir un hotel en el lugar.

El proyecto del número 1-4 de Merchant’s Arch supondrá la demolición del actual edificio de dos plantas sobre sótano, en el que actualmente funcionan varios comercios.

Se sustituirá por un edificio de tres plantas sobre rasante y sótano. En la planta baja y el sótano está previsto un restaurante, mientras que el hotel ocupará las plantas superiores.

Según los planes, la elevación de la planta baja hacia el laneway -una popular ruta peatonal que une el Ha’penny Bridge con el Temple Bar- contendrá la entrada al hotel/restaurante e incluirá vitrinas para arte. El acceso público a través del arco continuará.

El Merchant’s Arch, que da al muelle de Wellington, era originalmente una sala gremial y data de 1821. La decisión de autorizar el hotel ha sido criticada por los residentes de Temple Bar y por An Taisce.

El comediante y presentador de televisión Dara Ó Briain también se metió en el debate, tuiteando: «No puedo creer que se esté considerando seriamente una propuesta para reemplazar el Arco del Mercader de Dublín con (otro) hotel. Hay algo mágico en cruzar el río por el puente Ha’penny, sumergiéndose en el Merchant’s Arch. No destruyamos la rica textura de Dublín».

Aunque sus comentarios recibieron un gran apoyo, algunos de sus seguidores señalaron que la calle no se perdería como resultado del desarrollo del hotel.

Una petición en línea que se opone al plan del hotel ha recibido hasta ahora más de 40.000 firmas. El organizador, Edel Leahy, dijo: «Merchant’s Quay es hermoso, tiene mucho carácter y debería dejarse en paz. Forma parte de la esencia misma de Dublín».

La concejal Claire Byrne (GP) pidió «un debate serio» sobre el futuro de la ciudad y de An Bord Pleanala.

«Una y otra vez hemos visto cómo An Bord Pleanala ignora las preocupaciones de nuestros ciudadanos y el Plan de Desarrollo de la Ciudad en favor de los hoteles. Es como si no fueran a descansar hasta que tengamos un centro de la ciudad completamente homogeneizado sólo para los turistas.

«¿Cómo pueden justificar ahora más hoteles, especialmente uno que alterará drásticamente el carácter de Temple Bar? Estamos luchando para limitar los hoteles y proteger nuestro patrimonio en el próximo Plan de Desarrollo, pero a veces siento que llegamos demasiado tarde».

«Ya nada es sagrado en Dublín»

Palabras de un protestante en el podcast The Indo Daily

El presentador Fionnán está acompañado por el músico tradicional irlandés y activista de People Before Profit, Eoghan O Ceannabháin, la concejala del Partido Verde Claire Byrne y el editor de viajes del Irish Independent, Pól Ó Conghaile, para discutir si en la batalla entre la construcción y la cultura, la ciudad está perdiendo.

RSS
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram
Telegram
VK
OK
WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: